Tecnología en tiempos de las pallozas
Jun12

Tecnología en tiempos de las pallozas

Dos mil años después siguen siendo un prodigio de tecnología menos rudimentaria de lo que podría parecer. Tal vez por eso se han mantenido en uso más de veinte siglos, hasta bien entrado el XX. Bajo su aspecto sencillo y contundente se esconde una tecnología puntera aplicable hoy en día y un conocimiento constructivo exacto adaptado a las necesidades de una forma de vida de bajo consumo. Hay mucha ciencia en esa estructura ovalada con muros de piedra de un metro de ancho, una cubierta de paja de hasta un metro de espesor a modo de casquete con una gran inclinación para evitar que la nieve se acumulara que facilitaba además la evacuación del agua de lluvia, sin apenas huecos a modo de ventana ni siquiera chimenea, con una única estancia dividida por unos ‘tabiques’ de tablas que delimitaban los dormitorios, los establos para el ganado grande y el pequeño —con acceso independiente— y el granero, con un hogar en el centro, la lareira, que servía para calentar más la estancia y para cocinar, protegido por un murete y situado en el centro de la estancia para evitar que una chispa prendiera la techumbre de teito, y con un horno para amasar pan. Fresca en verano, cálida en invierno. Un lugar donde refugiarse y sobrevivir si era necesario sin salir de allí. Pallozas, un ‘fósil’ que pervive y con motivo. El arquitecto técnico Pablo Fernández Ans tiene las claves. Dedicó casi dos años al estudio de estas construcciones celtas en las que se ha vivido hasta hace bien poco en los Ancares. Una construcción con mucha ciencia. En su interior, la temperatura se mantienen estable de forma natural. Siempre a 10 grados, aunque afuera se llegara a -10 grados centígrados en invierno y superaran los 30 en verano. Alcanzar una temperatura confortable partiendo de esos 10 grados era relativamente fácil. Bastaba un pequeño hogar, donde preparar además la comida, y el calor del ganado. Traducido a terminología moderna, una casa energéticamente sostenible, con una demanda calorífica baja, arquitectura bioclimática, con un nivel reducido de emisiones de CO2. Todo eso mucho antes de los romanos. Fernández Ans probó matemáticamente lo que sabían desde siempre los paisanos de Balouta, Suárbol, Balboa, Campo del Agua, Cantejeira, Burbia, Piornedo, O Cebreiro y parte de la provincia de Lugo además de los valles de Fornela y el asturiano de Ibias. Un descubrimiento que le sigue asombrando. «Es simple y eficaz. Un fósil que es posible que viva en la actualidad», dice este joven arquitecto técnico. «Como construcción bioclimática, el comportamiento térmico de la paja como aislante, de 70 cm hasta casi un metro de...

Leer más
El clon conferenciante
Jun12

El clon conferenciante

A primera vista, sobre el estrado del Palacio de Congresos de Castilla y León en Salamanca se encuentra el profesor japonés Hiroshi Ishiguro, catedrático de la Universidad de Osaka y líder del Laboratorio de Telecomunicaciones Avanzadas, que recibe desde lejos a los visitantes inclinando su cabeza, pero sólo cuando te acercas sorprende ver que no es un ser humano sino un robot. Geminoid H-4 es un androide tele operado que tiene una apariencia similar de la persona que lo creó. Es en realidad la cuarta generación de una creación ultra realista que es capaz de hablar y de mostrar sus emociones e incluso interactuar con el espacio y las personas que lo rodean. En su elaboración se invirtió un millón de euros y el objetivo de los investigadores  es utilizar estas experiencias de interactuación para conocer más sobre el comportamiento de los seres humanos y su relación con sus semejantes. El humanoide visitó Salamanca dentro de la programación de la decimosegunda edición del la Conferencia sobre‘Aplicaciones Prácticas de Agentes y Sistemas Multi-Agente, en la que el humanoide disertó sobre los estudios avanzados en humanoides y androides. El robot, que no tiene la facultad de caminar, posee 16 grados de libertad que le permiten actuar como si fuera un ser humano mientras que su creador se encuentra a más de 10.700 kilómetros de distancia en su despacho de la Universidad Japonesa de Osaka. Ishiguro, cual director de títeres, respondió a través de su clón a cuantas preguntas se le hicieron. A simple vista, la réplica poco se diferencia del original, 1,4 metros de altura mientras está sentado que responden a 1,8 metros del original. Con su piel en silicona que incluye pelos reales, sus músculos en espuma de uretano y su esqueleto mecánico, es capaz de reaccionar al entorno. Para realizar sus gestos cuenta con 12 mecanismos neumáticos que mueven manos y permiten la gesticulación del maniquí. Mediante la utilización de un micrófono para capturar la voz del original y una cámara para realizar un seguimiento de los gestos de su cara y los movimientos de su cabeza, el replicante reproduce sus entonaciones y movimientos. Si Ishiguro inclina la cabeza, el androide lo imita, lo mismo si parpadea o si se enfada frunciendo el ceño, incluso su pecho se mueve como si necesitara del aire para poder actuar. Todo ello gracias a sensores biométricos que tanto original como copia llevan instalados. Sólo tiene alguna limitación, tal y como explica del vicedirector de la conferencia, Javier Bajo, no realiza gestos que pudieran molestar a al resto, por ejemplo si «Ishiguro enciende un cigarrillo, el androide no lo hace». Bajo desvela que...

Leer más
Plantas con superpoderes
Jun12

Plantas con superpoderes

La nanotecnología o manipulación de la materia a escala molecular podría convertir a algunos arbustos en grandes productores de energía o en sensores de explosivos, aseguran desde el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), de EE UU, que ha desarrollado una planta biónica con capacidades de las que nos dispone en la Naturaleza. A esta planta los investigadores del MIT (web.mit.edu) la denominan biónica porque en ella se han combinado, para que trabajen juntos, un sistema biológico, una especie vegetal crucífera denominada ‘arabidopsis thaliana’, y otro tecnológico, unos nanomateriales que le permiten a la planta aumentar su poder de fotosíntesis. «Las plantas tienen muchas funciones valiosas: proporcionan alimentos y combustible, liberan el oxígeno que respiramos y agregan belleza a nuestro alrededor. Ahora queremos hacerlas aún más útiles al aumentar su producción de energía y conferirles funciones completamente nuevas, tales como monitorizar los contaminantes medioambientales», según Anne Trafton, del MIT. Los investigadores informaron, a través de la revista ‘Nature Materials’, que han conseguido aumentar en un 30 por ciento la capacidad de una planta para capturar energía de la luz, al incorporarle nanotubos de carbono en su cloroplasto, el orgánulo vegetal donde se efectúa la fotosíntesis. Al utilizar otro tipo de nanotubo de carbono, los investigadores también consiguieron modificar las plantas para que ser capaces de detectar el gas óxido nítrico. Estos dos avances son los primeros pasos para poner en marcha un nuevo campo científico que los investigadores del MIT han denominado como «nanobiónica vegetal». «Las plantas son muy atractivas como una plataforma para las tecnologías ya que se reparan a sí mismas, son ambientalmente estables al aire libre, sobreviven en ambientes hostiles y disponen de su propia fuente de alimentación y distribución de agua», señala Michael Strano, profesor de Ingeniería Química y director del equipo de investigación. Strano y el autor principal del artículo, el biólogo Juan Pablo Giraldo, prevén convertir las plantas en dispositivos fotónicos (con capacidad de generar, controlar y detectar partículas electromagnéticas, incluidas la luz visible) que posean una alimentación energética propia, que podrían funcionar como detectores de explosivos o de armas químicas. Estos dos investigadores también están trabajando en la incorporación de dispositivos electrónicos en las plantas ya que el potencial de la nanobiónica vegetal «es realmente interminable», según Strano. Los científicos trabajaron primero sobre los cloroplastos de forma aislada. Estos orgánulos celulares de las plantas disponen de todos los mecanismos biológicos para efectuar la fotosíntesis, un proceso en el que un pigmento llamado clorofila absorbe la luz solar, lo cual excita a los electrones que fluyen por las membranas de los cloroplastos, de acuerdo a Trafton. En una segunda...

Leer más
La maestra que pide un gran pacto
Jun12

La maestra que pide un gran pacto

Con sus notas delante, no parece que haya materia que se le resista. Empezando por el bachillerato, con matrícula de honor, siguiendo por Óptica y Optometría —la primera carrera que estudió— su primer premio extraordinario fin de carrera y terminando, por el momento, con magisterio, nuevo reconocimiento al mejor expediente académico. Un 9 y pico sobre diez. Así se resumen la trayectoria en las aulas de Ángeles Varela Leonardo. Ahora está en otras. Es maestra en un pueblecito del sur de Soria. En Medinaceli. Tiene delante de sí un gran reto porque en la clase hay juntos, a la vez, alumnos de diferentes niveles. Un buen lugar para poner a prueba lo que ha aprendido. Y, también, «una experiencia enriquecedora para los que ejercemos esta profesión con auténtica vocación», dice esta joven de 27 años nacida en Fabero. Quizá haber podido comparar la educación británica y la española le ha permitido tener las ideas aún más claras. En el Methodiste College Belfast, uno de los colegios más prestigiosos de Irlanda, aprendió de otros espíritus. «El sistema educativo se sustenta en tres pilares básicos: el profesorado, los alumnos y las familias. Cuando uno de estos pilares se desliga del sistema, la educación se quebranta y este es el principal problema que tenemos en España: la mentalidad de esta sociedad que infravalora la función docente, desestimando su profesionalidad», achaca. Su crítica analítica no acaba ahí. «Los continuos cambios que hay en educación y la falta de acuerdos sobre la misma dificulta la implantación de una verdadera educación de calidad. La cultura del esfuerzo, base del éxito de la educación, no debería tener ideología. Es el consenso y el esfuerzo común, tras un profundo análisis, lo que daría el impulso que necesitamos para mejorar nuestra educación». Quién sabe si es el momento, ahora que otra generación reclama el relevo, en este momento de abdicaciones y transición. Quizá haya llegado la hora de ese gran pacto por el futuro que pide Ángeles Varela. El acuerdo de la...

Leer más
Información inteligente
Jun08

Información inteligente

Dotar de tecnología, acompañar en la gestión y la rentabilización y proveer de contenidos. Son tres de las patas que sostienen el nuevo proyecto de Departamento de Informática, una empresa ubicada en Ponferrada que a través de Consulting Egeria se zambulle en el mundo de las redes sociales para que las empresas se acerquen a sus clientes y sepan gestionar adecuadamente la información que ellos les devuelven. «Es prácticamente una start up de los servicios habituales de desarrollo de aplicaciones y gestión de hardware y software que realiza la empresa desde 1989». Una diversificación dentro de la innovación para adaptarse a las nuevas exigencias de la sociedad de la información. El cambio en la empresa que gestiona Mario Sánchez comenzó a gestarse con la llegada de Enrique García, que ha desarrollado toda su vida en grandes empresas del sector pero que hace un tiempo volvió sus ojos al Bierzo para emprender una nueva aventura profesional y familiar. Su oferta en materia de utilización de las redes sociales se ha basado en «un esfuerzo para diferenciarnos. Porque la gente conoce las redes, ya son algo cotidiano, un buen medio para llegar al público. Pero creemos que los negocios no aprovechan todo el potencial que ofrece ese acercamiento a sus posibles clientes». La empresa berciana tiene como objetivo un servicio de proximidad, personalizado y con asesoramiento y seguimiento siempre disponible. «Las redes están controladas por los grandes actores, Facebook, Twitter, Linkedin,… Están lejos. Nosotros utilizamos sus recursos para ponerlos al alcance de las pymes, y que estas los utilicen dentro del ámbito de su actuación en Internet». Son, en todo caso, firmes convencidos de que la mayor parte de las actuaciones de las empresas de cara a sus potenciales clientes tienen hoy mayor relevancia si se realizan a través de las redes, pero también con la tecnología de las redes. «Si haces un concurso de fotografía, la mayor parte de los participantes van a preferir colgar las fotos a través de las redes. Y nosotros somos capaces de integrarnos con ellas para saber quién publica qué, cómo hacerlo de forma automática,… Esa es la forma de utilizar las redes en beneficio de un proyecto, y es el camino que queremos seguir para diferenciarnos». Hacerlo con la tecnología adecuada es otra de las ventajas que ofrece esta iniciativa. «Utilizamos tecnología de integración en las redes sociales, con lenguajes de programación de bajo nivel, para que las empresas puedan manejarlo con facilidad». Tecnología propia para lograr controlar los enlaces y las aplicaciones de forma que las empresas puedan gestionar la información que les interesa. «Han aparecido sistemas parecidos en el mercado, pero son...

Leer más