Cerebriti. La Wikipedia de los juegos
Ene28

Cerebriti. La Wikipedia de los juegos

El leonés raúl orejas desarrolla la mayor plataforma de juegos educativos en español creados por los propios usuarios Raúl Orejas nació en León, estudió en los Jesuitas y se licenció en Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Pontificia de Salamanca. Como tantos jóvenes de esta tierra, acabó en Madrid, en su caso como redactor en varias agencias de publicidad, hasta que se especializó en labores de dirección creativa y como consultor en estrategias digitales. Su plataforma online se llama cerebriti.com y permite, como por arte de magia, aunque sea en realidad gracias a muchas horas de esfuerzo y dedicación de su promotor, transformar cualquier contenido educativo en un minijuego interactivo. Todo eso, en dos minutos y sin necesidad de programar. Nació, según explica Raúl Orejas, «para hacer de la experiencia de aprender algo entretenido, motivador y por qué no, adictivo. En otras palabras, queríamos crear una solución educativa que enganchase a la persona que está aprendiendo con la misma intensidad que cuando juegan a su videojuego favorito». Desde que surgió, son más de 8.000 juegos los que tiene cerebriti.com y la página web ha superado ya los 5 millones de partidas jugadas «por las más de 100.000 mentes inquietas que nos visitan cada mes», añade orgulloso. Ciencias, matemáticas, geografía, historia, arte, literatura, idiomas… La verdad que la ‘pizarra’ de posibles alternativas no deja indiferente a nadie cuando une abre esta plataforma en el ordenador. «Cerebriti -añade- ofrece el mayor catálogo de juegos educativos y de conocimiento en español. Se podría decir que es como una Wikipedia de juegos educativos. Nuestra web incluye una herramienta para convertir cualquier contenido en un juego interactivo en dos minutos y sin programar. Esto permite que cada miembro de la comunidad pueda aportar su granito de arena creando juegos y compartiendo sus conocimientos para que el resto de usuarios puedan aprender jugando. Además añade al proceso elementos de «gamificación» (dinámicas típicas de los videojuegos como ránkings, retos y méritos) que permiten al docente convertir sus clases en un juego para hacerlas más entretenidas». Raúl cree que lo mejor de su proyecto es que beneficia tanto al profesor como al alumno. «Al docente le ayuda a atraer el interés de sus alumnos hacia la materia que está enseñando. Por otro lado, hace que el aprendizaje del alumno sea más entretenido y lo por tanto, más eficaz. Con Cerebriti los estudiantes no solo aprenden jugando, también lo hacen creando sus propios juegos y compartiéndolos con sus compañeros. Esto permite que los alumnos mejoren sus resultados, que aprenden hasta un 30% más rápido que con los métodos tradicionales», insiste a la hora de exponer las ventajas...

Leer más
El leonés que ha creado el GPS para el software libre
Ene24

El leonés que ha creado el GPS para el software libre

El profesor Fernando Lanero crea un sistema que permite a Ubuntu Touch usar mapas y aplicaciones  de geolocalización Ha creado el ‘GPS’ para poder usar aplicaciones de geolocalización en la plataforma Ubuntu, de software libre. Su aportación es vital para este movimiento que se asienta sobre la más innovadora doctrina social: la cooperación. El leonés Fernando Lanero cree firmemente en ello. Y lo lleva a cabo cada día en el colegio de los Agustinos, donde es profesor de Informática y responsable de las TIC del centro educativo y el artífice del salto al software libre. «Si el conocimiento no se comparte, se niega la posibilidad de sus transmisión y, por consiguiente, de la educación misma», dice Lanero. Él acaba de compartir uno de los mayores avances en el desarrollo de Ubuntu, un salto vital para los usuarios de esta comunidad de software libre: el primer software de navegación GPS para la plataforma móvil Ubuntu Touch. Su aportación, que ha presentado en París, en la Ciudad de las Ciencias y la Industria de París, ante decenas de desarrolladores llegados de todo el mundo, permite a los usuarios de la plataforma Ubuntu Touch disponer de un sistema de navegación. Podrá usar los mapas y todas las aplicaciones de geolocalización. Lo harán además con la certeza absoluta de que no serán rastreados. La información sobre su navegación no será jamás compartida, por lo que el usuario no se convertirá en objeto comercial. Lanero, que además de profesor es administrador de Ubuntu León y uno de los organizadores junto con Juan Carlos de la Vega del pionero evento Linux&Tapas que se celebra en León capital en primavera con reconocidos ponentes internacionales del mundo del software libre, presentó junto a Marcos Costales, desarrollador de uNav, el primer software de navegación GPS para la plataforma móvil Ubuntu Touch, plataforma en la que ha colaborado activamente implementando la capa de voces en español. La de Lanero es una primicia mundial, una aportación de primer nivel. Entre las principales características que incluye este novedoso software de navegación para sistemas Ubuntu está la posibilidad de realizar búsquedas almacenadas en el historial de la aplicación, disponibilidad de lugares favoritos y puntos cercanos, opción para poder ordenar los resultados de búsqueda por distancia al objetivo, soporte para mostrar distancias en distintas unidades métricas, un novedoso sistema de ventanas pop-up sobre puntos de interés (POIs) en el mapa y nuevos atributos sobre ellos. Además, uNav obtiene muchas mejoras sobre otros programas de navegación de cualquier plataforma móvil como el soporte para recordar la última posición, indicaciones sobre autopistas y estado del tráfico en tiempo real, apoyo para la visualización de la...

Leer más
La expansión de la ensalada TIC
Ene25

La expansión de la ensalada TIC

La empresa leonesa Ensaladas verdes da el salto desde Villarejo de Órbigo y se fusiona con Primaflor S.V.P. | LEÓN Su apuesta por la tecnología, con la incorporación de los más modernos sistemas de transformación de productos naturales, permitió a Ensaladas Verdes dar el salto en 2005 a un mercado emergente. Instalada en el polígono de Villarejo de Órbigo, en terrenos de su familia, Jacinto Mendoza y sus hijos levantaron mucho más que una empresa familiar. Mendoza había trabajado ya en el sector, en una multinacional, pero dio un giro a su vida. Ensaladas Verdes supera las 800 toneladas de producción, factura casi 1,3 millones de euros y tiene en su planta infraestructura tic que le permite recoger las lechugas en la plantación en pleno agosto, cuando están a más de 35 grados, y enfriarlas instantáneamente para garantizar la máxima calidad y sabor del producto. Y de la línea de envase, directa a la mesa. Ensaladas Verdes forma parta ahora del grupo Primaflor, uno de los más potentes del sector, que genera desde sus plantaciones del sur del país 11.000 toneladas de ensaladas preparadas y factura 130 millones de euros anuales. La empresa almeriense ha comprado una parte mayoritaria de la planta leonesa. Una ‘fusión’ que permite a Primaflor acceder al mercado del norte del país y la Ensaladas Verdes expandir su producción. Además, aporta a la empresa de Almería sus contratos con cadenas de alimentación como Alimerka y Carrefour. La sociedad leonesa, que da empleo a veinte personas, recibirá gracias a este acuerdo una inversión inicial de 600.000 euros. Al frente del proyecto empresarial se mantendrán Mendoza y sus hijos, y también la producción en la planta de Villarejo, de dos mil metros cuadrados y un terreno de 11.500 metros, cien hectáreas de cultivo hortícola propio y acuerdos con productores de la zona, que se beneficiarán directamente de la operación con Primaflor. Ambas empresas son especialistas en el cultivo, producción, distribución y comercialización de productos de la huerta listos para consumir. Destacan por su especialización en lechuga iceberg, baby, romana y otro tipo de vegetales de hoja, así como todo tipo de ensaladas. En Ensaladas Verdes, han apostado por la técnica del ‘vaccum cooling’, un sistema de enfriamiento por aplicación de vacío. Una inversión tecnológica en una fábrica acostumbrada a innovaciones que permite el enfriamiento con vacío en una máquina que baja la temperatura de lechugas, escarolas y brotes recién cortados en el campo de su temperatura exterior, que a veces supera los 30 grados, a 2 grados y hacerlo además en el menor tiempo posible: 25 minutos. La técnica permite conservar con todas sus cualidades la ensalada que...

Leer más
Los marcapasos más minis
Ene25

Los marcapasos más minis

La empresa que inventó el primer marcapasos en 1958 ha desarollado el estimulador cardiaco sin cables Un marcapasos artificial consta de un generador de impulsos eléctricos y de un cable. Para implantarlo, se realiza una pequeña incisión al paciente debajo de la clavícula izquierda y se introduce el cable a través de una vena cercana, hasta la aurícula derecha o el ventrículo derecho, dependiendo del tipo de trastorno que se esté tratando. Posteriormente, cuando el cable está en el lugar adecuado —confirmado mediante rayos X— se conecta al marcapasos y éste queda alojado debajo de la piel. El procedimiento finaliza cosiendo la incisión (www.fundaciondelcorazon.com). Pronto este tipo de procedimiento podría ser innecesario ya que, en su lugar, los médicos podrán usar unos nuevos marcapasos inalámbricos miniaturizados, lo bastante pequeños como para colocarlos en el corazón a través de los vasos sanguíneos, como las grandes venas del muslo, haciendo que la cirugía cardiaca sea menos traumática, según MIT Technology Review. Los fabricantes de estos dos marcapasos explican que sus baterías durarán de 8 a 10 años a plena capacidad de estimulación, y que estos dispositivos están libres de cables o electrodos que se abren camino hasta el corazón, ya que se colocan dentro del propio músculo cardiaco y sus microgeneradores transmiten los pulsos eléctricos a través de minúsculos electrodos, que entran en contacto con las paredes cardiacas, según esta revista científica. Ambos marcapasos recibieron, el marcado o marca CE, de Conformidad Europea, que indica que cumple con los mínimos requisitos en materia de seguridad de la Comunidad Europea, el modelo Nanostim en 2013, y el Micra en 2014, y ambos están considerados como dispositivos experimentales en EEUU. St. Jude Medical, la empresa que inventó el primer marcapasos en 1958, ha desarrollado el marcapasos Nanostim, un dispositivo cilíndrico de menor tamaño que una pila triple A, que detecta la actividad eléctrica del corazón, lo estimula si es necesario y se comunica con un sistema de programación. A diferencia de los marcapasos comunes, este dispositivo se aloja enteramente en el ventrículo derecho del corazón, no requiere cables y no provoca cicatrices ni un bulto permanente bajo la piel en el lugar donde se coloca, aseguran desde esta compañía (www.sjm.com) con sede en St. Paul, Minnesota (EEUU). Un corazón sano normal regula automáticamente su frecuencia, pero algunos corazones laten con demasiada lentitud o de modo irregular y requieren un marcapasos para corregirlo, según SJM. Los marcapasos unicamerales tradicionales requieren que el médico practique una incisión quirúrgica en el pecho para colocar el dispositivo en un bolsillo debajo de la piel. Luego, el médico implanta unos finos conductores recubiertos de aislante, los cables, que...

Leer más
Investigador de quesos
Ene27

Investigador de quesos

DOMINGO FERNÁNDEZ GARCÍA. Trabaja en el Ictal mejorando la calidad de los alimentos  Al otro lado del teléfono se escucha un llanto infantil. Domingo Fernández acaba de ser padre. De gemelos. Está atareado este veterinario leonés que trabaja en el Ictal, el Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de León y hace el doctorado. Estudia desde hace años la calidad de los quesos de oveja de pasta prensada. Trata de evaluar el efecto que las mezclas de leche de diferentes razas de oveja y el efecto que el tratamiento térmico al que se somete la leche tienen en la calidad final del queso. Asuntos vitales para un sector en expansión y cuyo producto se avala con el marchamo de la DO. Domingo Fernández García fue premio al mejor expediente académico y premio al mejor trabajo de fin de máster. Siempre estuvo vinculado al campo, desde que de pequeño pasaba los veranos en Camposalinas, un pequeño pueblo de Omaña. «Era casi obligado elegir esa carrera», cuenta. Y eso que su familia era «más de letras», añade. Es autor de varios artículos científicos. «El resultado de una investigación es un trabajo de grupo y yo, por suerte, formo parte de uno muy bueno», explica. Está empeñado en que se conozca la labor del Ictal. Especialmente por parte de las empresas y los productores de la provincia. «Desconocen las posibilidades que un instituto de investigación en el campo de los alimentos dependiente de la Universidad de León le puede ofrecer», dice. Le gustan los proyectos que vinculan investigación y empresa, «y si sirven para potenciar los excelentes productos agroalimentarios de esta tierra, pues mejor». Se siente afortunado. «Ha habido gente que ha confiado en mi», señala. Ahora está enfrascado en otro proyecto del Ictal con apicultores de la provincia. «Estamos iniciando proyectos, espero que se consoliden». Igual que en su vida privada. Un llanto infantil nos saca de la conversación. A Domingo le reclaman. Por partida...

Leer más