Acústica en León, pozos en Angola

SUSANA VERGARA PEDREIRA | LEÓN

Nunca creyó que iría a Angola, ahora no piensa en volver. Ni se lo imaginaba cuando en 2012, de prácticas, trabajó en la redacción de la Ordenanza Municipal de Ruidos y vibraciones.

David Murillo Silo, 27 años, está fichado como base mánager y supervisor de Operaciones de una de las compañía internacionales especializadas en la perforación de pozos, la Drilling and Workover.

Eligió una especialidad poco explotada al acabar Minas en León y se dedicó no sólo a estudiar el máster, también a ampliar conocimientos sobre voladuras y el impacto de las vibraciones sobre el entorno.

«Ya ves, en mi trabajo actual es un asunto fundamental porque los registros de los pozos se hacen con herramientas basadas en principios de acústica, vibraciones y longitud de onda», describe.

Lo cuenta por teléfono mientras prepara uno de sus viajes a España. Sólo para descansar. «Mi turno de trabajo me permite regresar a mi país bastante a menudo», relata. Y uno se imagina cuál es su vida en Angola, en busca de petróleo, supervisando las operaciones de reparación en los pozos, controlando materiales y vigilando su llegada en el puerto, chequeando la seguridad en el trabajo.

Es, como él dice, «uno más de los emigrantes con titulación fuera del país».

Llegó hasta la Drilling a través de una amiga. Iba a irse a Chile, desesperado porque no encontraba trabajo en España, cuando ella le comentó, de pasada, que buscaban ingenieros con gran formación para trabajar en África.

Le pasó un número de teléfono y un contacto. El resto lo hizo el currículum de Murillo: Premio Extraordinario Fin de Carrera y Premio Extraordinario Fin de Máster. Y ahí está, currando en Angola.

La afición a la mina le viene de su familia cordobesa, y la tienen muy arraigada en su cultura.

«He tenido familiares mineros pero cuando la seguridad era precaria y morir de silicosis era lo más normal en el sector», cuenta.

Ahora él perfora la tierra en busca de otro filón de riqueza pero con tecnología de última generación.

«Es impresionante», acierta a describir.

Es experto en explosivos, que aprendió a manejar en Maxam, una empresa líder en el sector a nivel internacional, y fue director facultativo de canteras de áridos en ATG además de coordinador de Seguridad, Salud y Medioambiente para Sondagens de Angola Oli & Gas, donde desarrolló la política de seguridad y medioambiente. Habla inglés y francés con la misma facilidad que trabaja con ofimática o programas de cálculo.
El inglés lo aprendió en Copenhague, becado para acabar la ingeniería técnica de Obras Públicas. El francés en París, con una beca del Ministerio de Educación. El portugués a marchas forzadas en los pozos de petróleo angoleños.

En el tiempo que le queda libre, ha comenzado un trabajo de investigación sobre pozos y perforaciones petrolíferas. Y le echa humor al futuro. «Para la gran mayoría de los titulados, su casa va a ser una buena maleta que no se rompa con los golpes de los aviones».
DI7P4F1

Author: Innova

Compartir esta noticia en