Un avión con sello leonés
Feb21

Un avión con sello leonés

El mundo de la aeronáutica no sólo es para viajeros. El A400M de Airbús es ya la vanguardia en el transporte militar. David Menéndez, un ingeniero leonés, está en el equipo directivo. A400M AGE Manager significa ser el responsable del personal de Airbús que se encarga tanto del desarrollo como del servicio de todos los equipos necesarios para llevar a cabo el mantenimiento del nuevo avión de transporte militar del gigante de la aeronática. Propulsado por cuatro motores turbohélice, está diseñado para largo alcance y para ser también un avión cisterna para todos los países adheridos al programa. En principio, ocho, con un encargo inicial de 194 aparatos. Un leonés, David Menéndez, está al frente de 875 equipos identificados para realizar dichas labores. Ingeniero aeronáutico de profesión, tiene también la responsabilidad de estudiar las bases aéras a las que van dirigidos y definir lo que hace falta para poder hacer allí el mantenimiento de una manera eficiente. Además, cada base en la que hay un A400M tiene una persona de su equipo. David Menéndez lleva en Airbus desde 2011. Empezó en Toulouse, con una beca «promesa» otorgada por la compañía aeronáutica y la universidad francesa, a través del Institut Supérieur de l’Àéronautique et de l’Espace. Allí, en tierras del sur galo, se formó y ahora ha pasado a España, primero a Madrid y desde este mes de febrero a Sevilla, «ya que todos los responsables del programa A400M tienen que estar allí a partir del 2017», explica David Menéndez a este periódico, aunque en realidad su vida está dividida entre Madrid, Sevilla, Toulouse y Manching, en Alemania. «El A400M es un avión de transporte y táctico, dedicado tanto al transporte de tropas, maquinaria, abastecimiento en vuelo a otras aeronaves, así como a misiones humanitarias. Hoy en día, el A400M no tiene un rival directo en el mercado. Es un avión muy completo, con el que los clientes están muy contentos», detalla este joven leonés sobre el proyecto en el que es uno de los protagonistas. David se muestra convencido de que en poco tiempo más países serán conscientes del potencial del A400M, y estarán interesados en su adquisición. Sin embargo, no puede dar más datos por secreto profesional y la confidencialidad que se les impone a directivos como él. Su historia es como la de tantos jóvenes. Estudió en la Universidad de León. Tras lograr el título de ingeniero técnico aeronáutico, en el último curso académico estuvo de Erasmus en el Institut Supérieur de l’Àéronautique et de l’Espace, donde le ofrecieron continuar con una beca. Allí obtuvo el título de ingeniero superior. «En 2011, comencé a trabajar en Airbus...

Leer más