La magia de convertir bits en átomos
Mar16

La magia de convertir bits en átomos

Los alumnos de tecnología industrial i del instituto Ornia de la bañeza han diseñado y creado su propia impresora 3d.  L o que para los autores es ya la nueva Revolución Industrial, bajo la máxima: fabrica tú mismo, ha llegado al Instituto Ornia de La Bañeza de la mano de ocho estudiantes que han creado su propia impresora 3D con aplicaciones para los distintos departamentos del centro Aunque a principio de curso los ocho alumnos de la asignatura de Tecnología Industrial I, que capitanea la profesora Isabel Benavides en el Instituto Ornia de La Bañeza, apenas sabían qué era y cómo funcionaba una impresora 3D, ahora se han convertido en auténticos expertos en la materia que casi podrían escribir un libro sobre ello. Todo comenzó con el planteamiento sobre el proyecto a desarrollar en la asignatura a lo largo de estos meses. Sobre la mesa se pusieron varias posibilidades: fabricar robots, construir su propio dron o trabajar, profundizar y poner en marcha su propia impresora 3D, opción que finalmente ganó por votación. Una iniciativa nada sencilla a priori que, sin embargo, y gracias a la constancia y el trabajo en equipo, ya es una realidad que está dando muy buenos resultados. Los alumnos son los protagonistas de este proyecto que comenzó con el planteamiento del diseño. El primer paso fue elegir el marco de la impresora, puntal fundamental para la máquina, entre las propuestas que presentaron los estudiantes. Se decantaron por uno al que poco a poco añadieron algunas mejoras. El objetivo de este proyecto, explica Isabel, es didáctico por eso a la par que los alumnos han ido construyendo la impresora, modelo Prusa I3, han ido buceando, leyendo e investigando, en definitiva aprendiendo, sobre esta tecnología que muchos autores apuntan a que supondrá una nueva revolución industrial. La máquina, la joya de la corona de la clase de Tecnología Industrial, ha sido bautizada como Atenea, siguiendo la estela de nombres griegos y romanos que normalmente se da a este tipo de impresoras. Negra y verde, la propuesta está fabricada con piezas a su vez creadas con otras impresoras, dispone de los motores con la potencia necesaria y cuenta con tres ejes, X,Y y Z, que ponen en marcha la impresión. Este proyecto, explican los alumnos, también ha tenido un componente importante en fijarse en lo que con anterioridad han hecho otros en la materia. Subrayan que en Internet hay vídeos y tutoriales que igualmente les han servido de guía. Y es que no hay que olvidar que el mérito también radica de que se trata de una iniciativa de clase, adaptada a un presupuesto muy limitado. Poco a...

Leer más