El viajero que registra la luz
Mar06

El viajero que registra la luz

MARÍA J. MUÑIZ | León No es fácil saber cómo se comporta un gran viajero de poco más de 20 gramos de peso. Cualquier dispositivo existente hasta ahora era inviable para acompañarle en sus largos trayectos. Pero las nuevas tecnologías y la miniaturización de los componentes han desarrollado una herramienta con la que podrán investigarse los hábitos del 90% de las aves. El alcaudón dorsirrojo ibérico ha sido pionero en portar las mochilas que durante todo un año de migración registran a diario la hora de salida del sol y el ocaso, y con ellas la latitud y la longitud donde se encuentra.  Una de las ya escasas poblaciones de este pequeño viajero se encuentra en León. En la primavera de 2011 se capturaron con redes y se marcaron con los novedosos geolocalizadores 20 alcaudones adultos, diez machos y diez hembras, concretamente en el valle de Castrillino. Un año después se recapturaron dos ejemplares marcados (a unos 200 metros de donde habían sido marcados) de los que se descargó la información completa de la migración. Ahora los científicos esperan que en tres meses regresen a los campos leoneses las aves migratorias, para intentar recuperar algunas de las marcadas y colocar nuevas mochilas a alcaudones que a finales del verano iniciarán de nuevo su viaje hacia tierras más cálidas. Uno de los científicos que participa en esta investigación es Alejandro Onrubia, que realiza su tesis doctoral en Biología en el Departamento de Zoología de la Universidad de León. Es además coordinador de Seguimiento de Migraciones de Aves por el Estrecho de Gibraltar de la Fundación Migres, que colabora en esta investigación con el Centro de Macroecología, Evolución y Clima de la Universidad de Conpenhague, en Dinamarca, y la Universidad de Lund, en Suecia, además de la consultora ambiental Opsis. Han colaborado en el desarrollo del prototipo, el geolocalizador D 10-S, desarrollado por el British Antactirc Survey. «La tecnología tiene una década, pero en los últimos años se ha avanzado en miniturizar los componentes y calibrar la forma de analizar los datos». La universidad danesa se ha centrado en mejorar las técnicas de análisis de curvas de luminosidad, y los científicos españoles en mejorar el sistema de anclaje de los aparatos para que no cause problemas a los animales. Onrubia destaca que el comportamiento del alcaudón dorsirrojo «tenía su intríngulis para los investigadores, ya que dentro de las aves migratorias es una de las más desconocidas. Se sabe que tiene un comportamiento particular, no emigra de Norte a Sur como la mayoría, se sospechaba que iba hacia el Este del Mediterráneo, pero no sabíamos dónde pasaba el invierno». La investigación supone...

Leer más