Cazurra, eficiente y pionera
Mar20

Cazurra, eficiente y pionera

Beber en las fuentes de los maestros cerveceros, extraer la esencia de los lúpulos y las cebadas, rascar en las fórmulas tradicionales y en el gusto (en todos los sentidos) por aquello que se hace con tanta pasión como conocimiento y apuesta por lo auténtico no está reñido con cumplir las exigencias medioambientales que imponen las autoridades supranacionales, exprimir lo que la investigación y el desarrollo puedan aportar y hacer una apuesta decidida por la eficiencia energética como fórmula de responsabilidad social tanto como de rentabilidad económica del proyecto. Todos estos ingredientes se cuecen en las cubas de la original cerveza Cazurra, lanzada hoy a los mercados gourmet e internacionales y en pleno proceso de transformación en Alimentos Cazurros. En el empeño de exprimir lo mucho que de bueno tiene todo lo que de comer y beber se produce en tierras leonesas. En las discretas instalaciones donde se ubica el proyecto Cazurra todo está en ebullición. Los 12.000 litros de personal cerveza que producen al mes, los vehículos eléctricos con los que son pioneros en adaptarse a la normativa europea, la investigación sobre nuevas fórmulas alimentarias, los encargos gourmet de grandes superficies, la preparación de su participación en ferias internacionales para paladares en busca de novedades,… Y un proyecto de eficiencia energética que lidera la empresa (también leonesa) Senae. Múltiples frentes para lo que comenzó hace no tanto como una aventura de amor a la tradición y a lo bien hecho, al dejar el valor añadido en el vecindario, al gusto por lo que sabe tan bien como buen regusto (en la boca y en el espíritu) logra dejar. Las tareas están bien repartidas. David Gil es el «alma cervecera» que defiende lo auténtico, lo autóctono y la apuesta por la tierra desde la idea original del negocio. Es la cara y la imagen de un proyecto que despega en los foros internacionales con la firme voluntad de conservar firmes las raíces en la filosofía que les vio nacer. No se considera un maestro cervecero, sino un aprendiz de la materia; a pesar de que alimenta constantemente sus conocimientos con los más destacados maestros cerveceros británicos, por ejemplo. Y algo saben de esto por allí. En proceso de formación constante en la parte que le toca (mantener el arraigo en lo autóctono y lo tradicional), Gil es la cara de un equipo multidisciplinar que tiene bien repartidas sus tareas. También las comerciales, y por supuesto las que tienen sus miras puestas en el crecimiento y en el futuro. Porque aferrarse a lo tradicional no impide a Cazurra tener los pies muy bien plantados en el futuro. Para ello cuenta...

Leer más