Plásticos que se curan y vuelan
Nov19

Plásticos que se curan y vuelan

  El material sintético con casi un siglo de vida se reinventa, capaz de ‘curarse’ si se rompe o de fabricar las alas de aviones OMAR SEGURA | MADRID  Envases, juguetes, CDs, coches, aparatos electrónicos, bolsas, tarjetas bancarias, envoltorios, tubería de PVC, espumas aislantes, piezas de motores, carrocerías, maletas, artículos deportivos, fibras textiles… . Cuando están a punto cumplen su primer siglo de vida oficial—el belga Leo Hendrik Baekeland presentó al público en 1909 la baquelita, considerada el primer plástico— casi es más fácil enumerar donde no están actualmente estos materiales sintéticos, que elaborar una lista de sus innumerables aplicaciones. Además de omnipresentes, son baratos, resistentes, aislantes y fáciles de trabajar. Cuando comienzan a transitar su segundo siglo de existencia, estos compuestos que contienen como ingrediente esencial una sustancia orgánica denominada polímero, están viviendo una auténtica revolución tecnológica, que les augura una serie de usos y cualidades insospechados. Científicos de Estados Unidos han creado un plástico que imita el proceso de autocuración de la piel humana y es capaz de autorrepararse repetidas veces, cuando sufre una grieta o rotura. Para los investigadores de la Universidad de Illinois, en Chicago, este material, puede tener múltiples aplicaciones, desde implantes médicos que se reparen a sí mismos hasta piel sintética, aviones o pintura para autos, ya que según sus creadores «es como si se diera vida a un plástico». Sintéticos pero con ‘vida’ Hace unos años estos mismos expertos crearon polímeros, unos compuestos sintéticos que son tanto viscosos como elásticos, los cuales podían repararse a sí mismos una y otra vez si se les sometía a calor o presión, pero ahora han conseguido por primera vez, un material que puede autorrepararse reiteradamente sin ninguna intervención externa. Además, otros investigadores estadounidenses trabajan en lo podría ser uno de los combustibles del futuro: el denominado bioplástico, que después de su uso cotidiano, puede convertirse con facilidad en diésel. El nuevo material es idéntico al plástico convencional pero tras su utilización, puede transformarse mediante un proceso que lleva tan sólo tres horas, en diésel gracias a la aplicación de una enzima natural, la cutinasa, que descompone el plástico para convertirlo en biocombustible. El doctor Richard Gross, de la Universidad Politécnica de Brooklyn, es el «padre esta criatura», en la que el Ministerio de Defensa americano está invirtiendo dinero y que acabaría con años de búsqueda científica destinada a convertir los desperdicios en combustible. Además de reciclarse, los plásticos tiene cada vez más aplicaciones. La compañía japonesa Toshiba ha desarrollado una impresora que utiliza un plástico que puede ser reutilizado cientos de veces y que podría ayudar a las empresas a reducir las emisiones de...

Leer más
Una escoba para los océanos
Nov15

Una escoba para los océanos

Un innovador holandés crea un sistema que aprovecha las corrientes y los vientos para limpiar de plásticos el mar DANIEL GALILEA | Madrid Se llama Boyan Slat, nació en 1994, es holandés y tiene una idea tan sencilla como revolucionaria para retirar de los océanos los plásticos y otros desechos que los ensucian. Su invención no perjudica el medioambiente sino que lo aprovecha y lo convierte en un aliado en la lucha contra la contaminación marina. «En las últimas décadas han entrado en los océanos toneladas de plástico dañando los ecosistemas y llegando a las cadenas alimentarias», señala Slat, fundador y director ejecutivo (Ceo) de ‘The Ocean Cleanup’, TOC, (limpieza oceánica, en inglés). El Ceo de esta empresa emergente (www.theoceancleanup.com) con sede en los Países Bajos, señala que se dio cuenta del problema de la contaminación de plástico, cuando buceaba en Grecia, durante unas vacaciones con sus padres hace unos años, y encontró en el agua ¡más bolsas de plástico que peces! «Por desgracia, el plástico no desaparece por sí solo y entonces me pregunté ¿Por qué no podemos limpiar esto? «, recuerda Slat, al relatar aquella experiencia que le llevaría a fundar TOC. La siguiente pregunta reveladora que se planteó Slat fue: ¿por qué moverse a través de los océanos a bordo de barcos que generan muchos gastos y además contaminan, si los océanos se mueven por si solos a alrededor nuestro? Así surgió la idea de que los océanos podrían limpiarse a sí mismos con un sistema de largos brazos flotantes anclados al fondo del mar y conectados a una estación recolectora, proyecto cuya viabilidad técnica y financiera ha sido corroborada por un informe de 530 páginas de un equipo internacional de científicos. El concepto de Slat utiliza las corrientes y los vientos oceánicos como un medio natural para transportar las basuras plásticas de forma pasiva hacia una plataforma de recogida. Cada unidad de este sistema, estará constituida por una estructura matriz formada por dos brazos en forma de «V», de 50 kilómetros de largo cada uno, conectados a una plataforma recolectora situada en su confluencia, la cual tendrá unos 10.000 metros cuadrados de superficie y se vaciará cada mes y medio. El ángulo de los brazos permitirá que el plástico, que en su mayor parte se localiza en los tres metros más próximos a la superficie del agua, se reúna y flote hacia la plataforma. Según TOC, cada plataforma, alimentada en su mayor parte por la energía eléctrica obtenida mediante 160 paneles solares, extraerá el plástico acumulado gracias al empuje de las corrientes marinas, a un coste 33 veces más barato que el de los métodos...

Leer más
Flor gigante para dar luz
Nov02

Flor gigante para
dar luz

Los paneles fotovoltaicos están superados. Llegan los concentradores solares, un sistema con una eficiencia energética muy superior, que concentra la luz de sol como si fuera una lupa y la convierte en electricidad y calor y cuyas unidades tienen el curioso aspecto de girasoles gigantes de metal y cristal hechos en Suiza. El sistema fotovoltaico térmico de alta concentración se asemeja a un girasol de 10 metros de altura. Estas gigantescas flores ‘high tech’ comenzarán a ser un elemento familiar del paisaje en muchos países a partir de 2017, cuando está previsto que esta nueva fuente de energía solar llegue al mercado. Este sistema utiliza una antena parabólica de 40 metros cuadrados, fabricada con un hormigón patentado a base de fibras, que puede ser moldeado en casi cualquier forma en menos de cuatro horas y tiene una características mecánicas similares a las de aluminio, pero a una quinta parte el costo, según sus creadores. Estos gigantescos girasoles de alta tecnología, desarrollados por la compañía con sede en Suiza Airlight Energy (www.airlightenergy.com) en asociación con IBM Research (www.research.ibm.com) son capaces de concentrar la radiación solar 2.000 veces y convertir el 80 por ciento de esa radiación en 12 kilovatios de energía eléctrica y 20 kilovatios de energía calorífica en un día soleado. Esto es suficiente como para abastecer el consumo de varios hogares promedio, según sus desarrolladores. La parte interior cóncava de la antena parabólica está cubierta con 36 espejos elípticos hechos de una delgada lámina de plástico reciclable con un recubrimiento de plata, ligeramente más gruesa que la envoltura de las barras de chocolate, y que luego son curvados. Esta superficie espejada concentra la radiación solar al reflejarla en varios receptores refrigerados por agua, mediante un sistema de microcanales inspirado en los vasos sanguíneos del cuerpo humano, y cada receptor incluye una gran cantidad de «chips fotovoltaicos multiunión». Estos dispositivos de un centímetro cuadrado cada uno y similares a los utilizados en los satélites en órbita, transforman la energía solar concentrada que reciben en electricidad con una potencia eléctrica de hasta 57 vatios en un típico día soleado, según IBM Research-Zurich. Los espejos y el receptor están encerrados con una gran caja de plástico transparente inflado para protegerlos de la lluvia y el polvo, y este recinto también evita que las aves y otros animales corran peligro de entrar en contacto con el sistema y sean dañados. Según IBM, todo este sistema se asienta en una plataforma de seguimiento avanzada, que posiciona el plato parabólico en el mejor ángulo para capturar los rayos del sol a lo largo del día. Con esta tecnología, los investigadores creen que se podrá...

Leer más
Acústica en León, pozos en Angola
Oct19

Acústica en León, pozos en Angola

Ingeniero en Acústica y Vibraciones, trabaja para la compañía de perforación Drilling and Worover SUSANA VERGARA PEDREIRA | LEÓN Nunca creyó que iría a Angola, ahora no piensa en volver. Ni se lo imaginaba cuando en 2012, de prácticas, trabajó en la redacción de la Ordenanza Municipal de Ruidos y vibraciones. David Murillo Silo, 27 años, está fichado como base mánager y supervisor de Operaciones de una de las compañía internacionales especializadas en la perforación de pozos, la Drilling and Workover. Eligió una especialidad poco explotada al acabar Minas en León y se dedicó no sólo a estudiar el máster, también a ampliar conocimientos sobre voladuras y el impacto de las vibraciones sobre el entorno. «Ya ves, en mi trabajo actual es un asunto fundamental porque los registros de los pozos se hacen con herramientas basadas en principios de acústica, vibraciones y longitud de onda», describe. Lo cuenta por teléfono mientras prepara uno de sus viajes a España. Sólo para descansar. «Mi turno de trabajo me permite regresar a mi país bastante a menudo», relata. Y uno se imagina cuál es su vida en Angola, en busca de petróleo, supervisando las operaciones de reparación en los pozos, controlando materiales y vigilando su llegada en el puerto, chequeando la seguridad en el trabajo. Es, como él dice, «uno más de los emigrantes con titulación fuera del país». Llegó hasta la Drilling a través de una amiga. Iba a irse a Chile, desesperado porque no encontraba trabajo en España, cuando ella le comentó, de pasada, que buscaban ingenieros con gran formación para trabajar en África. Le pasó un número de teléfono y un contacto. El resto lo hizo el currículum de Murillo: Premio Extraordinario Fin de Carrera y Premio Extraordinario Fin de Máster. Y ahí está, currando en Angola. La afición a la mina le viene de su familia cordobesa, y la tienen muy arraigada en su cultura. «He tenido familiares mineros pero cuando la seguridad era precaria y morir de silicosis era lo más normal en el sector», cuenta. Ahora él perfora la tierra en busca de otro filón de riqueza pero con tecnología de última generación. «Es impresionante», acierta a describir. Es experto en explosivos, que aprendió a manejarl en Maxam, una empresa líder en el sector a nivel internacional, y fue director facultativo de canteras de áridos en ATG además de coordinador de Seguridad, Salud y Medioambiente para Sondagens de Angola Oli & Gas, donde desarrolló la política de seguridad y medioambiente. Habla inglés y francés con la misma facilidad que trabaja con ofimática o programas de cálculo. El inglés lo aprendió en Copenhague, becado para acabar la...

Leer más
Vuelta al mundo en avión solar
Sep15

Vuelta al mundo en avión solar

Sus alas son células fotovoltaicas y puede volar de día y de noche. Superó ya la prueba DANIEL GALILEA | MADRID El nuevo avión monoplaza Solar Impulse 2 (SI2) desarrollado por el psiquiatra y explorador Bertrand Piccard y el ingeniero y empresario André Borschberg, ha comenzado a volar, preparándose para afrontar el reto del primer vuelo solar alrededor del mundo, sin emplear combustible ni emitir contaminantes, según sus impulsores (www.solarimpulse.com) . El SI2 realizó con éxito su primer ensayo, volando dos horas y 15 minutos, en el primero de una serie de vuelos similares de prueba y entrenamiento que se efectuarán durante los próximos meses para ponerlo a punto para circunvalar la Tierra en marzo de 2015. El avión, que dirigió el piloto de pruebas Markus Scherdel y voló desde el aeródromo de Payerne (Suiza), es el segundo prototipo del aparato ideado por Piccard. La primera aeronave, denominada Solar Impulse 1, más ligera y menos potente que la actual, realizó su primer vuelo en 2010, consiguiendo viajar durante 26 horas seguidas y cruzar EE UU de costa a costa en cinco etapas, volando también de noche. «Con los ocho récords mundiales del Solar Impulse 1, hemos demostrado que las tecnologías limpias y las energías renovables pueden lograr lo imposible», dice Piccard, fundador y presidente de Solar Impulse. «Tenemos que ir más allá. El SI2 tendrá una autonomía prácticamente ilimitada, y debemos asegurarnos de que el piloto es tan sostenible como su avión. Por ello, el vuelo alrededor del mundo será un hito, tanto humano como tecnológico», añade Borschberg, cofundador y CEO. Para completar el vuelo alrededor del mundo, el Solar Impulse 2 tendrá que lograr lo que, de acuerdo son sus creadores, ningún otro avión ha logrado antes: «Volar sin combustible con un solo piloto durante cinco días y noches consecutivos sobre los océanos de un continente a otro». Según Piccard y Borschberg, este segundo prototipo tiene una envergadura de alas de 72 metros, mayor que la de un Boeing 747-8I, y un peso total de 2.300 kilogramos, equivalente al de un coche, «logrando con ello un rendimiento aerodinámico y una eficiencia energética mayor que cualquiera hasta la fecha». El SI2 está hecho de fibra de carbono y sus alas albergan más de 17.000 células fotovoltaicas capaces de generar la energía eléctrica suficiente como para conferirle la autonomía de cinco noches y cinco días, según sus creadores. «Su velocidad máxima será de 90 kilómetros por hora al nivel del mar y de 140 kilómetros por hora a su altitud máxima de 8.500 metros», añaden. La cabina del SI2 mide 3,8 metros cuadrados, que alojarán el oxígeno, comida, agua, paracaídas y...

Leer más
Los brokers de la energía
Ago13

Los brokers de la energía

Gerencia Energética compra al mejor precio, detecta por dónde se «escapa» la electricidad de sus clientes industriales, y controla de manera permanente precios y gastos para ajustar al máximo uno de los principales costes del sector productivo. Ha contado con ingenieros de la ULE para desarrollar su herramienta La energía es, junto a los trabajadores, el gran coste de las empresas industriales. Y la electricidad es un mercado teóricamente liberalizado, aunque la complejidad y volatilidad al minuto de sus variables lo hacen prácticamente inalcanzable para muchos de los que serían sus potenciales clientes. En este resquicio entre las grandes y poderosas empresas eléctricas (que acaparan no sólo la producción sino también la comercialización) y la realidad de las empresas, incapaces de hacer frente al mecanismo, ha encontrado su nicho de negocio Gerencia Energética. Gener, creada por dos ingenieros leoneses en 2005, que mantiene su sede en León, ha conseguido desarrollar una herramienta informática de software libre con la que controla las necesidades de sus clientes (un 40% de los que participan como empresas en este mercado) a la vez que consigue los mejores precios diarios en el mercado de la electricidad. El ahorro para sus clientes (en el precio de este mercado, al que hay que sumar el resto de los componentes que articulan el precio de la luz) oscila entre el 30 y el 60%. Para clientes industriales (el Ministerio de Industria calcula que son los que gastan de media unos 240.000 euros anuales en este concepto) eso supone toda una opción a tener en cuenta. La leonesa Gener es además la única que no sólo vigila los precios de la energía para comprar al mejor precio a cada uno de sus clientes sino que dispone de un meticuloso sistema de control que permite detectar a los «vampiros» que «roban» electricidad, y programar un sistema de mantenimiento y control para tenerlos a raya. Así lo explica Joaquín Jarrín, ingeniero y director técnico de la empresa en la que a día de hoy trabajan 17 personas, volcadas en escudriñar los mercados eléctricos y los resquicios por los que la energía se escapa a sus clientes. «La Ley del Sector Eléctrico de 1997 establece la liberalización y la libre contratación de la electricidad, a través de una nueva forma en la compra de energía que acababa con los monopolios. En teoría, las empresas productoras no podían ser las mismas que las comercializadoras. Lo que hicieron las grandes compañías del sector fue crear empresas para cada una de estas funciones. Es un sector muy poderoso, capaz de presionar mucho». Y el mercado eléctrico un complejo sistema de normas, mercados y variables...

Leer más