Ciudadanos de las nubes

RICARDO SEGURA | Madrid

Para ver los horizontes del futuro hay que mirar hacia el Este, donde el crecimiento urbano más rápido probablemente ocurre en China, un país con una creciente lista de megaciudades de una población mayor de 10 millones de habitantes, y que está muy abierto al diseño urbano más ambicioso e imaginativo.

Una prueba de este fenómenoha tenido lugar recientemente cuando la ciudad de Shenzhen,ciudad subprovincial de más de 10 millones de habitantes, al sur de la provincia de Cantón, efectuó un concurso de propuestas creativas para su futuro distrito financiero.

Uno de los diseños ganadores ha sido un enorme complejo masivo llamado ‘Cloud Citizen’ (Ciudadano de las Nubes), casi tan ancho como alto: una megaestructura que conforma un nuevo horizonte en completa fusión con la ciudad, que está constituida por tres torres, una de las cuales sería la segunda más alta del mundo, así como una serie de pasos elevados flotantes gigantescos.

‘Cloud Citizen’ albergaría oficinas, comercios, lugares de ocio y espacios culturales e incluiría plazas y vías públicas suspendidas en el aire, aunque sus diseñadores, Urban Future Organization y CR-Design (UFO), aspiran a que esta construcción futurista sea más que un edificio y se convierta en un ecosistema urbano sostenible, de acuerdo a los perioristas especializados de Singularity Hub.

‘Cloud Citizen’ ofrece una visión fresca del futuro urbano y ayudará a averiguar si nuestras ciudades están destinadas a ir más allá de los monolitos icónicos del siglo XX, y deberán mover sus infraestructuras clave cada vez más hacia los cielos para poder expandirse.

Singularity Hub hace su propia aportación al proyecto, al aventurar que el uso de coches eléctricos en los caminos elevados de la megaciudad evitaría la contaminación ambiental e incluso va más allá al preguntarse: ¿si esta estructura está interconectada en sus tres dimensiones, por qué no reemplazar los coches por una red de transportes de personas incorporada a los edificios y que combine ascensores multidireccionales y trenes…?

Tres torres de uso mixto, de 680, 580 y 480 metros de altura, con un parque lineal contiguo, y un paisaje que cree un distrito financiero icónico, conectado con la ciudad de su alrededor e incluido en la liga de áreas similares, como La Defence ( París), Canary Wharf (Londres), ECB Area (Frankfurt) o el Distrito Presnensky, en Moscú.
Así describen sintéticamente ‘Cloud Citizen’, desde Urban Future Organization (http://au-urbanfuture.org), una multinacional con sede en Hong Kong y oficinas en Europa, EE.UU. y Australia.

«Se trata de una propuesta futurista para una ciudad verde, hiper densa y extendida en tres dimensiones para la bahía de Shenzhen, y a la vez una estrategia para construir ciudades capaces de devolver al medio ambiente más de lo que le quitan, y un complejo de megaedificios que perfila un horizonte urbano sorprendente y una visión más verde del futuro», señala UFO.

El nuevo distrito verde e interconectado de Shenzhen estará orientado a los servicios modernos, la alta tecnología y la innovación e incorpora la creación de una tercera dimensión de la ciudad que llegará a los 680 metros de altitud internándose en el cielo.

‘Cloud Citizen’ es una metrópolis continua con espacios públicos en suspensión en el aire, que comprende un área de oficinas para un grupo de empresas de alta tecnología, además de comercios, lugares de ocio y centros culturales. Cada espacio público ‘flotante’ o suspendido en el aire actúa como un catalizador para las pequeñas y grandes empresas que lo rodean.

Cada zona pública está conectada con un parque que actúa como un «pulmón verde», una red de comunicación en las tres dimensiones espaciales y un punto de referencia para estimular nuevas formas de trabajar y reunirse con la gente, y fomentar los estilos de vida saludables y sostenibles, en los que ser ‘amigo del medioambiente’ resulte algo atractivo, añaden.

La ‘Cloud Citizen’ recogerá el agua de lluvia para aprovecharla, obtendrá energía eléctrica del sol, el viento y las algas, tendrá filtros de carbono para depurar el aire e incluirá módulos agrícolas para producir alimentos, santuarios para plantas silvestres y parques de cielo, unos recintos protegidos que aportarán un entorno natural a los residentes y visitantes.

DI9P6F1-20d2f145

Author: Innova

Compartir esta noticia en