De la ensalada a la aceituna

MARÍA J. MUÑIZ

La ciencia y la sabiduría aplicadas a la elaboración del producto agroalimentario español por excelencia, el aceite de oliva, no son ya suficiente para que las empresas del sector se muevan en los mercados actuales. Tampoco para que los consumidores, cada vez con más herramientas tecnológicas a su alcance (y con mayor deseo de utilizarlas), puedan certificar que aquello que están adquiriendo responde realmente a lo que se les ofrece. Para cumplir con las exigencias de este doble objetivo la empresa leonesa Agronet Servicios Logísticos lidera el proyecto @cite, en el que participan también el Centro de Supercomputación de Castilla y León y la empresa MTP Software Quality Assurance.

El proyecto, según explica Juan Bautista González, director general de la sociedad, tiene como objetivo fomentar la aplicación de tecnologías cloud computing, así como el sistema RFID y los códigos QR, al sector oleico. Un paso más en la adaptación tecnológica del sector, necesaria para acometer los retos de mercado que se le plantean.

Seis de cada diez empresas del sector agroalimentario español disponen de página web, pero «necesitan el apoyo de herramientas que les ayuden a la comercialización y exportación del producto. Por eso la solución tecnológica que estamos desarrollando pretende ser de gran utilidad, y les permitirá destacar sobre otros sectores».

Porque, según reconoce el director general de Agronet, «a nivel nacional la situación respecto a las herramientas tecnológicas disponibles es de infrautilización». Apenas un 16% de las empresas del sector agroalimentario de Castilla y León, por poner un ejemplo, tienen implantada una herramienta de e-commerce.

«Actualmente las empresas del sector agroalimentario han comenzado a apostar por tecnologías y soluciones que mejoren sus procesos productivos, Sin embargo, a menudo la atención se centra en la obtención de rentabilidad a corto plazo».

Las posibilidades tecnológicas permiten ir mucho más allá. «Por ejemplo, pretendemos que integren el sistema RFID, una tecnología que permite transmitir la identidad de un objeto mediante ondas de radio». En el caso de los productos del sector del aceite se trata también de integrar los códigos QR.

«Estos códigos permiten mejorar el control de la trazabilidad de los productos. Y esto, junto con los servicios de cloud computing, favorecen la integración y la prestación de servicios comunes al sector con mayor velocidad y seguridad».

Juan Bautista González señala que en el análisis del sector oleicola que han realizado para poner en marcha el proyecto oleotic.com se ha detectado que se trata de un mercado «cuya situación tecnológica demanda una importante tecnificación. Y las nuevas tecnologías son las herramientas clave para mejorar la productividad, impulsar la competitividad y ayudar a las empresas que tienen productos con denominación de origen o que disponen de las certificaciones ecológicas a posicionarse en el mercado.

Ello permitirá recortar progresivamente los costes de expansión y ampliar el mercado en países emergentes que demandan aceites de alta calidad».

El proyecto que lidera Agronet está desarrollando un prototipo que permitirá disponer de un sistema piloto que posibilitará la monitorización de la trazabilidad de los aceites con certificaciones de calidad.

La herramienta permitirá además que los usuarios puedan consultar en los puntos de venta, a través de los dispositivos móviles, la información asociada a cada envase. «La consulta permitirá comprobar la autenticidad de la etiqueta de denominación de origen, o de certificación ecológica del producto».

González destaca que «con este proyecto se pretende contribuir al desarrollo de las empresas del sector del aceite, y favorecer su expansión e internacionalización, en un proceso basado en la utilización de las nuevas tecnologías».

La herramienta utiliza la tecnología del cloud computing, para lo que cuenta con la colaboración de la Fundación Centro de Supercomputación de Castilla y León. «Es una de las tecnologías que más va a influir en la economía nacional, y España está considera como uno de los treinta países mejor posicionados para el desarrollo de esta tecnología». Además, según el responsable de Agronet, la «tendencia internacional hacia el desarrollo de un Internet de los objetos señala que el RIFD y los códigos QR son las tecnologías que tienen grandes posibilidades de revolucionar los mercados de todo el mundo, y las que hay que aprovechar para generar beneficios económicos y sociales».

Agronet ha desarrollado numerosos proyectos relacionados con el desarrollo en nuevas tecnologías de los sectores agroalimentarios. Entre ellos destaca el Proyecto DO, que tiene como objetivo aglutinar los elementos necesarios para que las denominaciones de calidad puedan organizar el cambio de modelo económico a través de las TIC, con un incremento de la competitividad y la productividad, ayudan a recortar costes y constituyen el mejor instrumento para poner en marcha y materializar nuevas ideas empresariales.

Otro de los últimos proyectos desarrollados es el Agua, que se centra en la modernización y mejora de las empresas fabricantes y distribuidoras de productos relacionados con los riegos, tanto en España como sobre todo en los países donde la experiencia de las empresas españolas puede servir de referencia para la organización de zonas de regadío.

Además, la empresa leonesa Agronet ha desarrollado el proyecto Agromachintech, para implantar una solución de negocio electrónico entre las pymes dedicadas a la comercialización de maquinaria agrícola.

DI13P2F1

EXPERIENCIA

Consultoría tecnológica


La empresa leonesa Agronet, líder del proyecto @ceite, es una consultoría tecnológica que lleva más de una década dedicada a desarrollar programas para la implantación de nuevas tecnologías. Está especializada en los sectores agrícola y ganadero, y ha generado plataformas verticales como medio para conectar a las empresas del sector agroganadero con los usuarios.
En este proyecto participa junto con MTP, una consultora especializada en servicios de ingeniería y calidad de software dirigidos a controlar y mejorar costes, plazos y calidad del ciclo de vida de los productos de software, así como a mejorar los procesos en las organizaciones. Su departamento de I+D trabaja en la ampliación de mercados para servicios profesionales innovadores en materia de tecnología.


El proyecto, que se inició en 2012 y concluye en este ejercicio, está financiado a través del Subprograma Innpacto 2012 del Ministerio de Economía y Competitividad. Se trata de favorecer la colaboración público-privada para crear un entorno en el que las empresas dedicadas al sector oleícola puedan expandir su negocio no sólo en el mercado nacional, sino especialmente en los internacionales.

Author: Innova

Compartir esta noticia en