El geógrafo con norte

S. VERGARA PEDREIRA | LEÓN

Con 24 años, ha publicado ya un atlas. A Francisco José Diez Vizcaíno le apasionó desde pequeño la Geografía. «Siempre pensé que no me defraudaría y así ha sido». Se ha dedicado de lleno a su estudio y ella le ha devuelto a cambio un currículum brillante y muchas satisfacciones.

Este becario de la empresa Tecnosylva del Parque Tecnológico de León al que no le gusta mucho hablar de sus excelentes notas y que ha consultado un mapa mundi por si tiene que emigrar en busca de futuro, es autor, junto a Paz Benito del Pozo y César Luna Rabanal, del ‘Atlas de Áreas Empresariales, un recurso didáctico sobre modelos territoriales de la industria en España’ (Isbn: 978-84-9773-664-0).

Acaba de terminar el Máster universitario en Tecnologías de la Información Geográfica de la Universidad de Alcalá.

«El desarrollo alcanzado por las tecnologías de la información geográfica y su rápida adopción en prácticamente todos los sectores de actividad, desde la gestión del medio natural al geomárketing, ha repercutido en una demanda creciente de profesionales e investigadores sólidamente formados en la materia. El gusto por esta rama de estudio y trabajo y el avance y crecimiento que experimentan las mismas, tanto académicamente como laboralmente en los últimos años, es lo que me llevó a seguir con mis estudios por este camino», dice.

Tiene algunas cosas muy claras. Que quiere hacer el doctorado, que el ejemplo de sus hermanas mayores y su madre le ha servido para manejarse por la vida y que «hay que estar abierto a cualquier avance y cambio, no cerrarse a la adquisición de nuevos conocimientos y, por supuesto, nunca quedarse quieto/parado ante la vida».

«Hay que vivir el presente e ir dejando que las cosas avancen poco a poco. La situación actual, hace diez años, nadie se la hubiese creído. Los momentos que vivimos actualmente son de gran incertidumbre y cualquier cosa puede pasar. Habrá que estar preparados para reaccionar a tiempo», dice Vizcaíno.

«Creo que como buena parte de las personas que buscan labrarse un futuro en España, marchar fuera de nuestro país ya no es una decisión alejada y opcional. Aunque sea una pena, la situación que actualmente vive España ha hecho que esta elección se haya convertido en un debate obligatorio a la hora de decidir sobre el futuro», reflexiona.

Este joven geógrafo no pierde el Norte. Busca el equilibrio suficiente «para ser feliz», el tiempo para compaginar estudios y formación y la fuerza para «no perder jamás la ilusión».

DI2P7F1-02502ef1

Author: Innova

Compartir esta noticia en