El nuevo campo apuesta por la salud

MARÍA J. MUÑIZ | León

Primero sanas. Además mejoradas. Controladas y empeñadas en desarrollar lo mejor de cada variedad. Saneadas a través de la investigación biotecnológica y la aplicación de fitosanitarios; reforzadas por la utilización de cultivos seleccionados in vitro; enriquecidas con la aportación de nuevas variedades (hasta ahora casi impensables en la zona) y fortalecidas por los servicios de formación y soporte a los productores. Es el esquema de futuro del sector agrario leonés. Apoyados en la biotecnología vegetal (con el soporte privilegiado de los investigadores de la Universidad y las empresas nacidas a su amparo con el empeño de sacar lo mejor del futuro de los campos provinciales), los cultivos que pueden nacer de las explotaciones locales están muy lejos de la improvisación y el desconocimiento. Pero deben superar también la barrera tecnológica que mejora los sistemas de explotación tradicionales para poner al campo leonés en la órbita biotecnológica del futuro. Un escenario enfocado por vocación a métodos sostenibles y saludables desde el punto de vista medioambiental y del consumo, y que apunta maneras en algunas de las empresas de mejora agraria que están desarrollándose en la provincia. Las multinacionales confían ya en ellas. Muchos agricultores locales también. Son la vanguardia del nuevo sector agrario leonés, y se mueven entre los laboratorios y el terruño. Sus propuestas están ahí.
Implicado en la revolución de la mejora vegetal desde el convencimiento de que la investigación es la base del desarrollo del sector agrario leonés, que tiene aún mucho camino por recorrer en el aspecto tecnológico si realmente pretende añadir valor comercial a sus propuestas, el Instituto Biotecnológico Healthy Plants, una spin off que se enraíza en las universidades de León y Oviedo y que nace bajo el paraguas de Laboratorios Analíticos Agrovet, abre ahora todo un abanico de posibilidades que va desde los programas de recuperación y mejora de variedades de cultivo a las técnicas genéticas de información varietal; pasando por el diagnóstico y control de enfermedades (aplicando conceptos de biotecnología y sostenibilidad medioambiental); generación de cultivos in vitro; campañas de cuidados fitosanitarios y sistemas de formación y apoyo a los productores. Todo ello con un espíritu local y abierto a la vez: volcados en la superación de las plagas y problemas de las variedades de los cultivos tradicionales leoneses, tienen abiertas varias líneas de investigación en otras plantaciones que pueden sorprender, pero que fijan su vista tanto en la posibilidad del cultivo como en el alto valor añadido comercial. Es la nueva revolución agraria, y tiene a sus investigadores a pie de campo leonés.

«La ingeniería genética y el cultivo de tejidos vegetales aplicados a los programas de mejora genética están desarrollando la tercera revolución verde», señala la doctora Penélope García-Angulo, directora técnica de Healthy Plants. «Es necesario modernizar y tecnificar el sector, pero el primer paso es el empleo de planta mejorada y de calidad para el cultivo».

MEJORA FITOSANITARIA

Por eso el instituto apuesta por los programas de mejora fitosantaria: «Por un stock de planta libre de enfermedades. Las enfermedades que afectan a las plantas suponen entre un 10 y un 20% de pérdidas en la producción anual. En ocasiones, aunque no provocan la muerte, producen pérdida de calidad en la planta y en el producto final». Para hacer frente a esta situación en muchas ocasiones el agricultor aplica fitosanitarios (fungicidas y herbicidas) de forma excesiva o inadecuada, lo que provoca también daños ambientales.

Los programas de mejora fitosanitaria comienzan analizando las plantas para diagnosticar enfermedades, generalmente a través de períodos de cuarentena en invernadero. Se obtienen finalmente nuevas plantas libres de enfermedades, con el cultivo in vitro de ápices caulinares o microinjertos. Una vez obtenida la planta sana se multiplica en el vivero, donde se realizan nuevos análisis de detección de enfermedades, para certificar que están libres de ellas. Y una parte de ese material se conserva siempre en los bancos de germoplasma.

Detectar las enfermedades con la mayor fiabilidad posible es muy importante, y para ello se utilizan técnicas moleculares y técnicas inmunológicas, que aportan mayor sensibilidad.

El instituto está desarrollando además un sistema de información varietal basado en el empleo de marcadores moleculares y en la identificación de la huella química de las variedades, con las doctoras Ángeles Revilla y María Luz Centeno.

Healthy Plants tiene varias líneas de actuación, entre ellas trabaja en la recuperación y mejora de variedades del lúpulo y el maíz.

DI5P2F1-18-43-57-7

El Instituto Biotecnológico Healthy Plants cuenta con un equipo puntero de investigadores y colaboradores. DL

Mejora y expansión
de cultivos

El Instituto Biotecnológico Healthy Plants desarrolla un programa de mejora y expansión de los cultivos en la provincia de León, que tiene como uno de sus principales objetivos la identificación de variedades con problemas sanitarios; así como mejora en las variedades de la alubia o portainjertos para el cultivo de tomate en invernadero.

Además, está realizando varias investigaciones que pretenden introducir nuevas variedades de cultivo con potencial en la provincia. «En la actualidad estamos buscando productores interesados en iniciar en la provincia nuevos cultivos».

También llevan a cabo un programa de desarrollo de nuevas variedades que sean de interés, como la pera conferencia o el pimiento del Bierzo.

VALOR COMERCIAL

Las propuestas de producción de planta in vitro se concentran en aquellos productos que tienen un valor comercial añadido, para lo que se opta por producir planta clónica de alta calidad, es decir, que sea idéntica a la parental del que procede, y con caracteres fijados; pero también que tenga un interés comercial importante. Es el caso de los estudios que realizan con el azafrán, para ver sus posibilidades de implantación en la montaña leonesa.

Los programas de mejora de cultivos que lleva a cabo Healthy Plants dedican también una especial atención a los servicios de formación para los agricultores, además de ofrecerles el asesoramiento específico en cada uno de los problemas o recomendaciones que les surjan o se quieran hacer. Para eso, además de la mejora genética y el tratamiento de enfermedades, cuentan con servicios de análisis de suelo y agua, gestión de malas hierbas, tratamiento de insectos, sistemas de riego,... Todo lo que permite que los cultivos tengan el mayor y mejor rendimiento.

■ Plantas libres de patógeno
La técnica de cultivo in vitro permite obtener plantas libres de patógeno, primero con el aislamiento y cultivo del ápice de la planta infectada o sana, que se trata con termo o crioterapia; y luego mediante el cultivo para desarrollar el brote para la multiplicación. El enraizamiento del tallo regenerado certifica la información varietal, antes de la aclimatación.

DI5P2F5-18-47-34-4

■ Programas de mejora sanitaria
Este sistema se inicia con la selección de las variedades locales o importadas, y la obtención de plantas sanas a través de cultivos o microinjertos in vitro, con sus tratamiento, dspués de diagnosticar las enfermedades. Las vitroplantas sanas crean un banco de germoplasma.

■ Menos pérdidas en la producción
Las enfermedades que afectan a las plantas producen pérdidas de entre el 10 y el 20% de la explotación, además de la pérdida de calidad de la planta o el producto. Además la aplicación excesiva o inadecuada de fitosanitarios causa daños ambientales, y las plagas pueden extenderse.

Author: Innova

Compartir esta noticia en