En casa con el calor de la tierra

SUSANA VERGARA PEDREIRA | León

Está a un palmo de nosotros, justo debajo de nuestros pies. Una fuente de energía gratis e inacabable, que no contamina y es accesible en todo el planeta.

El objetivo, aprovechar el calor interno de la Tierra y usarlo para calentar, por ejemplo, las viviendas y el agua que se usa a diario para ducharse, lavara y limpiar.

El ingeniero de Minas leonés Alfonso Cordero Rodríguez ha diseñado un sistema de climatización y agua caliente sanitaria mediante bomba de calor geotérmica que se puede aplicar en una vivienda familiar.

Una tecnología de escasa aplicación en España pese al auge en los países nórdicos, Estados Unidos y Canadá.

El principio de funcionamiento de la bomba de calor geotérmica es el mismo que el de un frigorífico o el aire acondicionado. Con algunas diferencias. Los sistemas de aire acondicionado debe extraer el calor del aire exterior, que en invierno ronda los 0ºC. La bomba geotérmica emplea como fuente de calor el subsuelo. La Tierra mantiene una temperatura constante durante todo el año de aproximadamente 15 ºC hasta una profundidad de cien metros. Es lo que se conoce como energía geotérmica de baja entalpía.

Alfonso Cordero ha ideado un sistema que se puede utilizar para captar el calor de la Tierra a través los sondeos de poca profundidad conectados a la bomba de calor. Una tecnología que permite aportar a una vivienda 4 Kw de calor por cada Kw de energía eléctrica consumido, extrayendo otros 3 Kw del subsuelo que son gratuitos. AL menos en teoría.

«Se trata de uno de los sistemas de climatización más eficientes que existe en la actualidad y cuya aplicación en perfectamente viable en todo el territorio nacional», apunta Cordero.

El aprovechamiento del calor es una de las pasiones de este ingeniero de Minas especializado en recursos energéticos, combustible y explosivos interesado en las energías renovables y la eficiencia energética que ha diseñado también una instalación fotovoltaica para un huerto solar con seguidores en dos ejes.

Cordero siempre ha estado en contacto con la naturaleza. Desde pequeño, en la explotación agropecuaria que su padre tiene en Val de San Lorenzo y a la que aún hoy se escapa siempre que puede. Luego, como bombero forestal durante tres años, un trabajo «duro y peligroso», cuenta, del que guarda buenos recuerdos. Ahora, con 28 años, gestiona instalaciones relacionadas con el ciclo del agua, desde la captación a la potabilización en estaciones de tratamiento y depuración una vez consumida en estaciones depuradoras de aguas residuales, en el departamento de Explotaciones de la empresa Socamex, la división de Aguas del Grupo Urbaser.

Le sorprende que sorprenda que un ingeniero de Minas se dedique a estas tareas.

«A priori, puede parecer que un ingeniero de Minas no sería el más cualificado para esta actividad sin embargo no es así, ya que los principios de funcionamiento las instalaciones de tratamiento de agua están basados en las plantas de tratamiento de minerales por vía húmeda, empleándose en ambas equipos muy similares. Por otro lado, el ingeniero de Minas es el único que tiene atribuidas competencias directas y exclusivas sobre el agua a través de la Ley de Minas, donde se incluyen las aguas minerales y termales como un recurso minero de la sección de B», explica este ex alumno brillante de la Universidad de León que obtuvo dos premios extraordinario, el de fin de carrera en 2008 y el de fin de licenciatura hace dos años.

Sigue formándose. «Es una de las ingenierías más completas que se pueden estudiar en España por la gran cantidad de tareas que permite desempeñar al margen del sector minero: obra civil y construcción de túneles, producción y distribución de energía eléctrica, extracción y producción de hidrocarburos y gas, explosivos y pirotecnia, gestión de residuos, medio ambiente, energías renovables y convencionales incluida la energía nuclear…».

«El mercado laboral actual exige una formación y reciclaje profesional continuo sino quieres quedarte atrás», concluye.

DI11P4F1

Author: Innova

Compartir esta noticia en