Fantasmas wifi

RICARDO SEGURA | MADRID

¿Los fantasmas existen? Todavía no hay una respuesta definitiva para esta cuestión, pero las imágenes captadas por Luis Hernan, un investigador, diseñador y artista nacido en México y afincado en el Reino Unido, tienen un aspecto que recuerda al de esas apariciones de naturaleza paranormal.

Los ‘fantasmas’ captados por Hernan mediante un dispositivo desarrollado por él mismo, no tienen un aspecto amenazante, aunque si un poco inquietante, pero son de una belleza extraordinaria. No se trata de las manifestaciones de los supuestos espíritus o almas desencarnadas de seres que han pasado a otra vida, sino las imágenes de algunas de las redes inalámbricas que nos rodean.

Su proyecto Digital Ethereal o ‘Etéreo Digital’ (DEP, por sus siglas en inglés) consiste en dar visibilidad, por medio de luces y colores, al entramado invisible de redes inalámbricas que nos rodea en la era digital, y que puede catalogarse como «una exploración creativa de espectros inalámbricos», según este estudiante de doctorado de diseño, interacción y arquitectura en la Universidad de Newcastle (www.ncl.ac.uk).

Las imágenes creadas por Hernan, muestran los «espectros» de las redes inalámbricas barriendo, arremolinándose y moviéndose rápidamente en el aire alrededor de una figura fantasmal.

A Hernan le fascinó la idea de poder ver las redes inalámbricas ocultas que nos rodean y se propuso acercar a la vida ese mundo invisible a través de su proyecto (www.digitalethereal.com) .

«Yo llamo ‘espectros’ a estas imágenes porque las redes inalámbricas me recuerdan a los fantasmas. Están allí pero el ojo humano no puede verlos», señala Hernan.

UN ENJAMBRE

«El hecho de que nos estamos volviendo cada vez más dependientes de algo que no podemos ver me intriga. Quería encontrar una manera de mostrar las ondas inalámbricas que están a nuestro alrededor y de mostrar cómo cambian», explica.

El experto de Newcastle se centró en las redes wifi (‘wireless fidelity’ o fidelidad sin cables) un sistema que utiliza un tipo de señales electromagnéticas llamadas microondas para conectar, de forma inalámbrica, iInternet y los diversos dispositivos como ordenadores, tabletas electrónicas, teléfonos móviles, televisores inteligentes o videoconsolas.

Para Hernan, estas redes fantasmagóricas son «una infraestructura increíblemente frágil y volátil que mantiene nuestras tecnologías digitales juntas y que le da forma al modo en que nos relacionamos con el mundo digital».

«Algo en apariencia tan insignificante como caminar alrededor de la casa es suficiente como para interferir y remodelar la propagación y el campo de fuerza de estas microondas, y cerrar la puerta equivocada puede hacer que el dormitorio se convierta en un punto muerto para la telefonía celular», asegura Hernan.

«Nuestras señales inalámbricas son inconstantes, ya que reaccionan a nuestros cuerpos y a los diversos materiales que nos rodean», explica Hernan a la revista Wired.

Este investigador ha logrado fotografiar las redes wifi mediante un instrumento especialmente diseñado por él al que ha denominado Dispositivo Kirlian, en referencia a la cámara Kirlian, otro aparato que permite visualizar y fotografiar la supuesta aura o campo electromagnético que emitiríamos las personas.

Este instrumento escanea continuamente las redes inalámbricas que están activas en las inmediaciones y transforma la lectura de la potencia de la señal que está recibiendo un dispositivo conectado o RSSI (Received Signal Strength Index), en luces de cinco colores diferentes mediante la aplicación de la tecnología LED (diodos electrónicos emisores de luz).

Luis Hernan ha utilizado este dispositivo en diferentes lugares, consiguiendo ‘capturar’ los movimientos de las redes wifi presentes en escaleras, bares, aulas, habitaciones y otros ambientes, que rodean a los usuarios de teléfonos móviles y a sus dispositivos, utilizando la fotografía de larga exposición.

ESPECTROS MULTICOLOR

«Las imágenes que genera este equipo siguen un esquema similar al de un mapa de temperaturas, en el que el color rojo indica una señal fuerte y, el azul, una débil, existiendo entremedio diversos colores que reflejan la mayor o menor intensidad de la señal wifi», según el autor del proyecto.

El resultado de estos experimentos son una serie de rayas multicolores de luz que giran y se envuelven en el espacio, las cuales muestran cómo estamos rodeados por estas ondas sin siquiera darnos cuenta de que está ocurriendo.

Hernan explicó a la revista Discovery News que el proceso lleva unos minutos y que, debido a la luminosidad que genera el propio aparato, las figuras humanas también se convierten en fantasmas. Por eso en algunas fotos se pueden ver los pies o incluso la cabeza borrosa de la personas por debajo de la luz. «Las formas son relativamente simples, aunque etéreas», recalca.

Para visualizar las señales inalámbricas, Hernan hace oscilar el Dispositivo Kirlian alrededor de la persona capturando su huella o impronta multicolor mediante una fotografía de 5 a 15 minutos de duración.

Un experimento de Hernan, cuyos resultados pudieron apreciar los asistentes a una exposición de su trabajo, consistió en colgar del techo una serie de teléfonos móviles y mostrar cómo la intensidad de sus señales wifi variaba a medida que la gente se movía por la habitación, lo que hacía que las pantallas de los móviles se tornarán de color rojo, naranja, amarillo, verde y azul.

El creador de Digital Ethereal cree que «nuestra interacción con este paisaje de señales electromagnéticas podría caracterizarse en los mismos términos que los fantasmas y los espectros». Es que «en ambos casos se trata de entidades paradójicas, cuya sustancia atípica les permite tener una presencia invisible. Del mismo modo, están sometidos a un proceso de sustanciación gradual que permite que sean percibidos por unos momentos. Además, ambos nos persiguen», concluye Hernan.

DI15P6F1-12-17-26-8

Author: Innova

Compartir esta noticia en