Información inteligente

MARÍA J. MUÑIZ

Dotar de tecnología, acompañar en la gestión y la rentabilización y proveer de contenidos. Son tres de las patas que sostienen el nuevo proyecto de Departamento de Informática, una empresa ubicada en Ponferrada que a través de Consulting Egeria se zambulle en el mundo de las redes sociales para que las empresas se acerquen a sus clientes y sepan gestionar adecuadamente la información que ellos les devuelven.

«Es prácticamente una start up de los servicios habituales de desarrollo de aplicaciones y gestión de hardware y software que realiza la empresa desde 1989». Una diversificación dentro de la innovación para adaptarse a las nuevas exigencias de la sociedad de la información.

El cambio en la empresa que gestiona Mario Sánchez comenzó a gestarse con la llegada de Enrique García, que ha desarrollado toda su vida en grandes empresas del sector pero que hace un tiempo volvió sus ojos al Bierzo para emprender una nueva aventura profesional y familiar. Su oferta en materia de utilización de las redes sociales se ha basado en «un esfuerzo para diferenciarnos. Porque la gente conoce las redes, ya son algo cotidiano, un buen medio para llegar al público. Pero creemos que los negocios no aprovechan todo el potencial que ofrece ese acercamiento a sus posibles clientes».

La empresa berciana tiene como objetivo un servicio de proximidad, personalizado y con asesoramiento y seguimiento siempre disponible. «Las redes están controladas por los grandes actores, Facebook, Twitter, Linkedin,... Están lejos. Nosotros utilizamos sus recursos para ponerlos al alcance de las pymes, y que estas los utilicen dentro del ámbito de su actuación en Internet».

Son, en todo caso, firmes convencidos de que la mayor parte de las actuaciones de las empresas de cara a sus potenciales clientes tienen hoy mayor relevancia si se realizan a través de las redes, pero también con la tecnología de las redes. «Si haces un concurso de fotografía, la mayor parte de los participantes van a preferir colgar las fotos a través de las redes. Y nosotros somos capaces de integrarnos con ellas para saber quién publica qué, cómo hacerlo de forma automática,... Esa es la forma de utilizar las redes en beneficio de un proyecto, y es el camino que queremos seguir para diferenciarnos».

Hacerlo con la tecnología adecuada es otra de las ventajas que ofrece esta iniciativa. «Utilizamos tecnología de integración en las redes sociales, con lenguajes de programación de bajo nivel, para que las empresas puedan manejarlo con facilidad». Tecnología propia para lograr controlar los enlaces y las aplicaciones de forma que las empresas puedan gestionar la información que les interesa. «Han aparecido sistemas parecidos en el mercado, pero son un poco lejanos, aplicaciones de grandes compañías. No hay muchas como la nuestra».

Denominada Social Hands, «nuestra diferencia es la cercanía a nuestros clientes, a los que podemos dar un servicio directo. Somos capaces de adaptar la tecnología a sus requerimientos específicos».

Respecto a las empresas objetivo de la oferta de Departamento de Informática en este proyecto, «son de dos tipos. Hay una empresa que ya cuenta con la tecnología, pero a la que podemos dar nuestro conocimiento en redes sociales, para que aunque sea una pyme pueda ser activa en este campo, en el que no cuenta tanto la innovación como el conocimiento de las redes para desarrollarlo». Lo que les ofrece la compañía es el know how, porque «es muy importante para una empresa mediana, o pequeña, poder utilizar y desarrollar la comunicación a través de las redes sociales».

Y por otro lado son objetivo de este proyecto aquellas empresas medianas que «no conocen la comunicación a través de las redes sociales, pero pueden aprovecharse de ella. Incluso empresas que pueden ser tecnológicamente más exigentes, como medios de comunicación (que forman una parte importante de los clientes de la consultora). Son empresas que cada vez tienen un mayor nivel de tráfico en las redes sociales, y que no rentabilizan todo el potencial que ese tráfico les ofrece».

El nicho de mercado de la empresa berciana lo componen también aquellas compañías que están en Internet y «comprenden que tienen que hacer una inversión para dotar de contenidos a sus páginas, pero no tienen capacidad para contratar a alguien que se ocupe específicamente de ello. Hay empresas que hacen la inversión en Internet, pero luego no son capaces de movilizarlo y no encuentran retorno».

Proveedor de contenidos

En este sentido, la consultora dedica un esfuerzo especial en el apartado que desarrolla como proveedor de contenidos. «Somos capaces de captar información de boletines oficiales, subastas, licitaciones, documentos e informes de todo tipo, contenidos, documentos, twitter,... Recabar los contenidos, sistematizarlos y convertirlos en algo interesante para los clientes o seguidores de la compañía es uno de los servicios que nos diferencia.
Es una línea de negocio muy interesante y que cada vez se valora más. Y va desde contenidos relacionados con el negocio a asuntos generales de interés para quienes suelen visitar la página. Eso enriquece su oferta, y por tanto les lleva más seguidores».

Al margen de estos proyectos innovadores, la empresa de Ponferrada sigue evolucionando en su oferta, por ejemplo, de páginas web. «Son un concepto muy general, pero invertimos en lograr un nivel tecnológico y profesional. Por ejemplo, utilizamos tecnología open source, lo que facilita que los clientes no se queden anclados a nosotros si en el futuro quieren realizar otros proyectos y mejoras. Algo que ha ocurrido con mucha frecuencia».

Enrique García explica que que sus programas utilizan «tecnologías de grandes compañías, y las adapta a las pymes». Entre sus propuestas está la realización de «una página web por 250 euros, con una tecnología que utiliza actualmente la Casa Blanca. Parece una barbaridad, pero es así: la misma tecnología base. Eso permite añadir nuevas funcionalidades en el futuro, porque pueden crecer. Y lo hacemos barato porque se ha industrializado mucho. Entendemos la tecnología para paquetizarla a un nivel básico, pero somos también capaces de hacer proyectos más complejos».

DI3P2F1

Author: Innova

Compartir esta noticia en